Testemuña

SEÑOR, fai que eu sexa a túa testemuña, para comunicar a túa mensaxe e o teu amor. (da Oración do Catequista de San Xoán Paulo II)

Entrega xenerosa

Que a miña catequese sexa un servizo aos demais, unha entrega xenerosa e viva do teu Evanxeo. (da Oración do Catequista de San Xoán Paulo II)

Educador da Fe

Faime verdadeiro educador da fe, amigo sincero e leal dos demais, especialmente dos meus compañeiros catequistas. (da Oración do Catequista de San Xoán Paulo II)

Combater a tristeza

Que sexa o Espírito Santo quen conduza a miña vida para que non me venza a preguiza, para combater a tristeza. (da Oración do Catequista de San Xoán Paulo II)

Confianza

Concédeme poder cumprir a misión de catequista, con humilde e profunda confianza. (da Oración do Catequista de San Xoán Paulo II)

Carta ás Familias

Esta carta non pretende ser un cursiño nin unha escola de pais, nin abarcar toda a complexidade do que nos ocupa e preocupa.

Contentámonos con que sirva de reflexión compartida, de base para conversacións con outras persoas que poidan aportarnos algo desde as mesmas inquietudes e de estímulo para que xuntos poidamos apoiarnos na tan nobre e valiosa misión da educación en valores e vivencias de fe cristiá das novas xeracións.

Cinguíndonos, xa para rematar, á educación relixiosa, quixeramos insistir en:
Algúns Consellos Prácticos

- É fundamental a valoración persoal e o convencemento de que a fe cristiá é un verdadeiro tesouro, pero que o levamos en febles olas de barro.
- O clima axeitado para que xermole a semente da fe nos máis novos é un ambiente de atención, de interese e mesmo de certa expectación, porque o que queremos transmitirlles é importante e transcendental para a súa vida.
- O testemuño persoal, que se manifesta na exemplaridade, na coherencia e no respecto, é o que fai de todo educador un bo sementador.
- Do mesmo xeito que un ambiente en contra pode ser altamente destructivo, unha comunidade cristiá cálida de referencia arroupa e constrúe.
- A oración e a celebración comunitaria da fe son coma a choiva e o sol sen os que ningunha semente pode vir a maduro.
- Sen catastrofismos, pero con realismo, non se debe esquecer que non faltan
inimigos que amparados na noite, sementan xoio (mala herba) por entre o trigo.
- Pero, se somos persoas de fe e confianza en Deus, non perderemos o convencemento de que o Gran Amigo e o seu Santo Espírito velan e coidan noite e día a semente do ben.
- Que eles nos guíen, nos axuden, nos conforten e fagan frutífero o noso traballo educativo.
Con moito agarimo,
Os Secretariados de Catequese de Galicia

Presentación do curso catequético 2014-2015

Iniciación cristiá e novo catecismo

Despois dun longo e rico proceso de elaboración, un novo catecismo acaba de ser aprobado pola Conferencia Episcopal Española. O seu título é “Testigos del Señor”. Con el complétase unha secuencia de catecismos destinados á catequese de iniciación cristiá de nenos e adolescentes.

Un reto para a Igrexa e os cristiáns de todos os tempos
Sen ningunha dúbida, unha das maiores preocupacións da Igrexa universal de todos os tempos é conseguir que en cada momento e lugar xurdan novos cristiáns e cristiás, novos crentes en Cristo. Así, do mesmo xeito que a vida humana nesta terra ven á luz a través da xestación e o parto maternos, a Igrexa, nosa Nai, procrea e fai nacer á fe a novos fillos a través de todo un proceso vital coñecido co nome de “iniciación cristiá”. A través dela comézase a ser cristián! A través da iniciación nós mesmos un día comezamos a ser cristiáns!

http://www.ensenanzaycatequesis.org/Pdfs/Folleto-Secretariados-Galicia.pdf Folleto dos Secretariados de Catequese 2014-2015


Oración do Catequista 
San Xoán Paulo II

SEÑOR, fai que eu sexa a túa testemuña,
para comunicar a túa mensaxe e o teu amor.
Concédeme poder cumprir
a misión de catequista,
con humilde e profunda confianza.
Que a miña catequese sexa un servizo aos demais,
unha entrega xenerosa e viva do teu Evanxeo.
Recórdame continuamente
que a fe que desexo irradiar,
recibina de ti como don gratuíto.
Axúdame a vivila con responsabilidade
para conducir a ti aos que me confías.
Faime verdadeiro educador da fe,
atento á voz da túa palabra,
amigo sincero e leal dos demais,
especialmente dos meus compañeiros catequistas.
Que sexa o Espírito Santo quen conduza a miña vida
para que non deixe de buscarte e quererte,
para que non me venza a preguiza e o egoísmo,
para combater a tristeza.
SEÑOR, sírvote a ti e á Igrexa
unido á túa Nai María;
que como ela saiba eu gardar a túa Palabra
e poñela ao servizo do mundo.
Amén.

Materiales del Plan Pastoral 2014-2015

Queridos diocesanos:
Con las palabras de san Pedro también os digo: “Revestíos todos de humildad en el trato mutuo, porque Dios resiste a los soberbios, más da su gracia a los humildes… Descargad en él todo vuestro agobio, porque él cuida de vosotros” (1Pe 5, 5.7).

Reiniciamos las tareas pastorales propias del quehacer ordinario en la vida diocesana. Los retos que se nos presentan no son pocos y hemos de afrontarlos transmitiendo la alegría del Evangelio en nuestra vida y manifestando nuestra presencia y pertenencia a la Iglesia diocesana.

Os recuerdo vuestro compromiso en las actividades parroquiales y diocesanas. El objetivo concreto que nos propone el Plan Pastoral Diocesano para este curso pastoral tiene el lema: “Renovar desde Cristo nuestra comunión diocesana”. Pienso también en el discurrir del Sínodo diocesano en el que todos debemos sentirnos corresponsables y con determinación determinada como diría santa Teresa de Ávila, trabajar en los temas que se nos proponen a nuestra reflexión. Aún en las circunstancias difíciles es nuestro deber vencer el miedo con la fe, el cansancio con la esperanza, la indiferencia con el amor, confiando en la inspiración y en la fuerza del Espíritu que nos enseñará lo que debemos decir y lo que debemos hacer. 

Encomendando los frutos pastorales de este curso al patrocinio del apóstol Santiago y a la intercesión de la Virgen María, os saluda con todo afecto y bendice en el Señor.
D. Julián Barrio Barrio. De la Carta Pastoral al comienzo del nuevo curso pastoral.







Recursos catequéticos para el Domingo XXVI del Tiempo Ordinario

Amigos, según Jesús, jamás hemos de desesperar por muchas y graves que hayan sido nuestras negativas a Dios, siempre a Dios, siempre que seamos capaces de arrepentirnos y cambiar nuestra actitud respecto de él. Al contrario les sucede a los que se creen buenos, por su vida, sus cumplimientos de la ley, su ascesis y sus devociones, pensando que, de esta manera, se merecen ya la salvación.

En la primera lectura, el profeta Ezequiel nos invita también a la conversión, coincidiendo y explicando la parábola de Jesús. Actitud semejante, por cierto, a la que nos refleja en el himno que recoge San Pablo en el pasaje que leeremos, por la lectura continua, de su carta a los Filipenses, sobre Jesucristo, en el que brilla por encima de todo la humildad.


Amigos, lejos de nosotros la autosuficiencia, ella es el camino de nuestra perdición. Crezcamos, por el contrario, en la humildad, que nos lleva a la continua revisión y conversión.

24 de septiembre: NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED

En los últimos siglos de la Edad Media, los árabes tenían en su poder al sur y el levante español y su vidas en vilo. Los turcos y sarracenos habían infestado el Mediterráneo, y atacaban a los barcos que desembarcaban en las costas llevándose cautivos; a muchos.

Un alma caritativa, suscitada por Dios, a favor de los cautivos, fue San Pedro Nolasco, de Barcelona, llamado el Cónsul de la Libertad. Se preguntaba como poner remedio a tan triste situación y le rogaba insistentemente a la Virgen María.

Pronto empezó a actuar en la compra y rescate de cautivos, vendiendo cuanto tenía. La noche del 1 de agosto de 1218, Nolasco estando en oración, se le apareció la Virgen María, le animó en sus intentos y le transmitió el mandato de fundar la Orden Religiosa de la Merced para redención de cautivos. Pocos días después, Nolasco cumplía el mandato. Los mercedarios se comprometían con un cuarto voto: liberar a otros más débiles en la fe quedando como rehenes, si fuera necesario.

23 de septiembre: SAN PÍO DE PIETRELCINA

El padre Francesco Forgione nació en Pietrelcina, provincia de Benevento, el 25 de mayo de 1887. Sus padres fueron Horacio Forgione y María Giuseppa. Creció dentro de una familia humilde, pero como un día él mismo dijo, nunca careció de nada.

Fue un niño muy sensible y espiritual. En la Iglesia Santa María de los Ángeles, la cual se podría decir fue como su hogar, fue bautizado, hizo la Primera Comunión y la Confirmación. También en esta misma Iglesia fue donde a los cinco años se le apareció el Sagrado Corazón de Jesús. Más adelante empieza a tener apariciones de la Virgen María que durarían por el resto de su vida.

Ingresó a la Orden de los Frailes Menores Capuchinos en Morcone en enero de 1903. El día anterior de entrar al Seminario, Francisco tuvo una visión de Jesús con su Santísima Madre. En esta visión Jesús puso su mano en el hombro de Francisco, dándole coraje y fortaleza para seguir adelante. La Virgen María, por su parte, le habló suave, sutil y maternalmente penetrando en lo más profundo de su alma.

Hoy, reunión del Proyecto interparroquial 5+1 en A Coruña

Vuelve a Coruña el Proyecto interparroquial 5+1: un proyecto interparroquial de encuentro de grupos de postcomunión para compartir en una tarde Fraternidad, oración, formación, misión y testimonio de vida.

Reunión de monitores y párrocos interesados hoy lunes, 22 de septiembre, a las 20:30h.

La reunión será en la parroquia de San Francisco Javier, la parroquia anfitriona del primer encuentro de este nuevo curso.
Están todos invitados.

Recursos catequéticos para el Domingo XXV del Tiempo Ordinario

La parábola de los jornaleros de la viña o de la recompensa igual para un trabajo desigual, que leemos en el Evangelio, nos habla, en resumidas cuentas, de la grandeza del corazón de Dios, que se parece a aquel propietario de una viña que se compadece de los obreros sin trabajo y paga por igual a los últimos y a los primeros. Y es que, a decir del profeta, los pensamientos de Dios no son como los del hombre, ni sus caminos son los nuestros. El tiene un corazón mucho mayor que el nuestro. Pablo, por su parte, nos viene a decir lo que debiera ser para nosotros lo único importante: “Para mí, la vida es Cristo”. Todo lo demás, el dinero, el trabajo, el poder, las cosas… son meramente accidentales.

Recursos catequéticos para el Domingo de la FIESTA DE LA EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ

Hoy, el Evangelio es una profecía, es decir, una mirada en el espejo de la realidad que nos introduce en su verdad más allá de lo que nos dicen nuestros sentidos: la Cruz, la Santa Cruz de Jesucristo, es el Trono del Salvador. Por esto, Jesús afirma que «tiene que ser levantado el Hijo del hombre» (Jn 3,14).

Sigue en directo la Asamblea diocesana

Si no has podido aercarte al Seminario Menor de Belvís donde hoy está reunida toda la diócesis para comenzar el curso, puedes seguir en directo todo el desarrollo de la misma desde aquí


http://83.165.197.225:8553

(Pincha en la imágen para acceder a la Asamblea en directo)


Es necesario tener instalado el reproductor VLC en tu ordenador o dispositivo móvil. Si no tienes instalado el reproductor puedes descargarlo gratuitamente aquí:

Instrucciones:
Puede que inicialmente tardes unos instantes (incluso minutos) en conectar, dependerá de la conexión a internet. Una vez que accedas, el enlace te pedira abrir o guardar la aplicación. Indica que quieres abrir y busca en la lista el reproductor VLC.


¡Feliz Asamblea!